Loading...
Asesoría Jurídica 2020-02-26T18:45:44+00:00

Asistencia jurídica en Tribunales y Órganos Arbitrales

Asesoramos a particulares y sobre todo a empresas para que cualquier proceso judicial resulte comprensible y pueda argumentarse de forma correcta. Ante este tipo de situaciones, conocer los procedimientos, los tiempos y la mecánica de actuación puede ser decisivo. Actuamos en las siguientes ramas del derecho:

Derecho Sucesorio

En esos momentos en los que se sobrellevan tantas sensaciones amargas, le ayudamos a gestionar todos los trámites derivados de una defunción. Desde la declaración de herederos y lectura de últimas voluntades, a la resolución y liquidación de los impuestos generados. Consúltenos su caso y le atenderemos sin compromiso.

  • Civil

  • Mercantil

  • Penal

  • Laboral

  • Administrativo

  • Testamentos, herencias, últimas voluntades

  • Trámites hereditarios

  • Liquidación Impuesto Sucesiones y Donaciones (ISD)

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE TESTAMENTARÍA Y HERENCIAS

Sí, por muchos motivos: evita tener que hacer una declaración de herederos abintestato, puede dejarse en mejor posición al cónyuge viudo al darle más derechos que por ley le corresponderían, etc. Además, si no se tienen familiares, es muy importante hacer testamento ya que sino heredará el Estado o una Comunidad Autónoma, según los casos.

No, la declaración de herederos sólo se hace si no hay testamento.

  • Testamento: documento -normalmente notarial- que hace una persona, nombrando a sus herederos.
  • Declaración de herederos: documento notarial que es necesario obtener cuando una persona ha fallecido sin hacer testamento. En el notario dicen quiénes son los herederos de una persona.

Por supuesto que no: puede ir a cualquier notario o cónsul español y hacer un nuevo testamento sin tener que acudir ni avisar al notario donde hizo el anterior.

Además esto lo puede hacer todas las veces que quiera, pues el último testamento es el que vale.

En principio, las disposiciones testamentarias no se revocan automáticamente en caso de separación o divorcio. Por esto es muy importante que, en caso de divorcio o separación, se cambie el testamento para excluir expresamente al ex cónyuge.

. Cualquier persona puede pedir el certificado de defunción y el certificado de últimas voluntades y saber así si el fallecido hizo o no testamento. Tanto el Registro civil como el Registro de Últimas Voluntades, son públicos.

En vida del testador nadie puede conocer el contenido del testamento sin haber sido expresamente autorizado por él.

Una vez fallecido si ud. tiene determinados intereses en la herencia o se encuentra dentro de algún grupo de parientes del fallecido puede obtener una copia del testamento acudiendo a la notaría dónde se encuentre depositado el original.

Cuando una persona va a notaría a hacer testamento, el original queda depositado en la misma, precisamente para evitar que se pierda o deteriore.

Por eso es muy frecuente que al hacer el testamento el notario entregue al testador una “copia simple” del testamento, que no es más que una copia sin firma del notario, por lo que no tiene el mismo valor que una copia autorizada.

Imposible saberlo sin conocer las circunstancias.

Consúltenos, si lo desea, podemos indicarle cuánto le costará que un abogado especializado gestione su herencia.

Los notarios son en España unos funcionarios públicos que cobran por aranceles, que son los mismos para toda España.

Esto significa que se cobra lo mismo en todas las notarías por el mismo documento.

No obstante, en la práctica, puede haber diferencias dependiendo de cómo se elaboren las escrituras en cada notaría.

Los registradores de la propiedad son unos funcionarios públicos que cobran por aranceles.

Estos aranceles son los mismos para toda España.

En principio los gastos de entierro y funeral deben ser satisfechos con cargo a los bienes de la herencia. Es decir, si se dejaron bienes, corresponderá al heredero pagar tales gastos. Sólo cuando en la herencia no hay bienes se puede reclamar a aquel que en vida está obligado a alimentar al fallecido.

Depende. Hay que estudiar caso por caso para ver si es posible -siempre dentro de la legalidad- pagar menos por los impuestos o diferir su abono a un momento posterior.

. A pesar de lo que le digan en muchas entidades de crédito o le pongan «pegas» para hacerlo, ud. no está obligado a pagar el impuesto de sucesiones con dinero suyo, puede hacerlo también con dinero, con acciones o con seguros de la herencia.

En principio, 6 meses desde el fallecimiento del causante, si bien cabe una prórroga de otros seis meses.

Sí, aunque no haya que pagar nada de impuestos es obligatorio presentar en la Hacienda autonómica la correspondiente declaración o autoliquidación, según los casos.

El rendimiento del Impuesto de Sucesiones se considera producido en la Comunidad Autónoma en la que el causante tenía su residencia habitual a la fecha del fallecimiento aunque los herederos vivan en otra.

No, no es necesario. La declaración de herederos -que hay que hacer cuando uno fallece sin testamento- basta que sea instada por uno cualquiera de los interesados en la herencia.

Recopilada toda la documentación y acompañado de los testigos se acudirá a la notaría correspondiente para firmar el acta. No es necesario que acudan todos los interesados porque, en realidad, no se está haciendo ninguna herencia.

El que acepta la herencia responde con todos sus bienes (no sólo con los heredados) de todas las deudas del causante (sin perjuicio del régimen especial de Navarra o del País Vasco).

Por lo anterior si las deudas son importantes o suman más que los bienes y derechos de la herencia habrá que tener en cuenta la posibilidad de renunciar a la misma.

En principio la cuestión puede depender de lo que quiera hacer. Para liquidar los impuestos no es, desde luego, necesario venir a España, pues la presentación de los mismos la puede hacer otra persona en su nombre.

Para otros trámites será necesario que acuda (ud o su apoderado) a un consulado de España en el extranjero o bien a una notaría española.

Tenga en cuenta que los agentes consulares españoles tiene encomendadas las funciones notariales y pueden hacer los mismos documentos que cualquier notario español.

Sí, el usufructuario no está obligado a usar personalmente la vivienda. Tiene derecho a alquilar la misma sin autorización de los propietarios, quedándose íntegramente con el alquiler.

Si tiene menos del 50% de la herencia, se puede solicitar del Juzgado el nombramiento de un experto encargado de hacer el reparto. Aunque es una solución algo costosa, es mejor y más barato que acudir a un procedimiento contencioso de división de herencia.

Sí, si todos los herederos son mayores de edad y capaces pueden repartir la herencia de la manera que tengan por conveniente, incluso de forma distinta a la dispuesta por el testador.

No, en principio cualquier pacto sobre la herencia futura no tiene ningún valor. Al respecto hay que tener en cuenta la existencia de la legislación foral.

Si una vivienda pertenece a varias personas en común (“en pro indiviso”) todos tienen derecho a usarla. Podrán establecer las reglas que quieran en torno a ese uso. No obstante basta el acuerdo de la mayoría para hacer un contrato de alquiler a favor de un tercero.

En principio no. El Código civil no establece derechos hereditarios para la pareja de hecho. Esto tiene excepciones, pues hay que tener en cuenta la legislación civil catalana, gallega, navarra, vasca y balear.

Depende de si la herencia es con testamento o sin él:

a) Herencia con testamento. Si es con testamento habrá que ver cómo está redactado y si el testador previó o no la posibilidad de renuncia.

b) Herencia sin testamento. Sin embargo si la herencia es sin testamento y los herederos lo son por partes iguales, si uno de ellos renuncia su parte va al otro heredero.

Para el que renuncia es muy barato: una renuncia sin hacerlo a favor de persona determinada costará en notaría unos 50,00 euros.